63.1° F / 17.3° C

Periodico Quincenal | Tortuguitas | Malvinas Argentinas | Edición digital

 

 

Malvinas Argentinas ( 13/5/2018 )
LOS 100 AÑOS DEL CUBA
El club fue fundado en Buenos Aires, pero desde hace 70 años tiene su campo deportivo y su barrio en Villa de Mayo.

Una imagen aérea de los primeros años del campo deportivo

El Club Universitario de Buenos Aires -el CUBA, como se lo nombra usualmente- cumplió 100 años este 11 de mayo. Una institución de sólido prestigio que hoy cuenta con nueve sedes y más de 20 mil socios, con el rugby como deporte emblema.  Buena parte de su larga historia está  ligada a Villa de Mayo, donde hace 70 años estableció su campo deportivo y dio origen al barrio que lleva su nombre.

El club nació en 1918, bajo la presidencia de Hipólito Yrigoyen, para "acrecentar los vínculos entre los estudiantes universitarios y fomentar en ellos la práctica del deporte". En 1938 obtuvo la concesión por 10 años de una porción de tierras pertenecientes a Obras Sanitarias, en el por entonces despoblado barrio de Núñez.

Cuando en 1948 se venció el plazo, la entidad se vio en la tarea de buscar otro lugar para mudar su campo deportivo. La cuestión se resolvió con la compra de 37 hectáreas en Villa de Mayo al industrial Otto Bemberg, de la cervecería Quilmes. El monto de la operación fue de 1.440.000 pesos moneda nacional.

La tierra fue comprada por los socios, que le cedieron al club una porción para campo deportivo. Las ubicaciones de los lotes fueron rematadas: el socio que quería una mejor ubicación pagaba un plus por ella. Esto le permitió al club recaudar el dinero necesario para empezar con las primeras instalaciones, que fueron el alambrado perimetral, las canchas de rugby y un galpón. El primer encargado fue Felipe Manetta, quien venía de cumplir la misma tarea en el predio de Núñez.

Entre las primeras mejoras estuvo la de plantar los árboles que hoy le confieren al lugar un sello distintivo. Por entonces, todo lo que rodeaba al club era campo, tanto que la estación de Villa de Mayo se divisaba perfectamente. Los accesos tenían guardaganados para impedir que los animales que pastaban alrededor devorasen los incipientes cercos de las propiedades.

El barrio nació como un barrio abierto, hasta que en la década del '90 fue cerrado.

 







www.tiempodetortuguitas.com.ar