57.6° F / 14.2° C

Periodico Quincenal | Tortuguitas | Malvinas Argentinas | Edición digital

 

 

Malvinas Argentinas ( 13/3/2018 )
PERPETUA PARA EL FEMICIDA DE LUCÍA MACIEL
Es Marcelo Verón. La asesinó de múltiples puñaladas hace dos años, en el estacionamiento del Trauma. "Hoy Lucìa descansa en paz", comentó su hermana tras el fallo conocido hoy.

Victimario y víctima: Marcelo Verón y Lucía Maciel

El Tribunal de Juicio 6 de San Martín condenó a prisión perpetua a Marcelo Verón (44), por el crimen de Lucía Maciel (26), perpetrado el lunes 14 de marzo de 2016, de madrugada, dentro de un auto que estaba estacionado frente al Hospital de Trauma de Nogués. La víctima recibió m{as de 25 puñaladas.

El fallo se conoció hoy, cerca del mediodía. La condena es por Femicidio agravado por el vínculo, ya que Lucía y Verón mantenían una relación que ella quería terminar.

"Estamos muy conformes, muy agradecidos a todos los que nos acompañaron, a los jueces, a los fiscales, no me va a alcanzar la vida para agradecer a todos", explicó Romina, hermana de la víctima, en diálogo con Tiempo de Tortuguitas.

"Se hizo justicia con la cadena perpetua a Marcelo Verón. Hoy Lucía descansa en paz".

UN FEMICIDIO CON SAÑA

Cuando Lucía Maciel ingresó al sector de emergencias del hospital de Trauma, la madrugada de aquel 14 de marzo de 2016, ya estaba muerta. Le habían dado más de 25 puñaladas. Su victimario había actuado con saña: "Tenía  múltiples heridas cortantes, en el cuello, latero cervical, tórax, espalda, rostro y miembros superiores", detalló Sergio Arce, director de Hospitales del municipio.

Un policía Federal que estaba acompañando a un familiar vio todo y redujo al imputado. Se trataba de Marcelo Fernando Verón, por entonces de 42 años. La Policía le sacó de sus manos el cuchillo de cocina de 20 centímetros que usó para el crimen. El asesinato lo perpetró a bordo de su Volkswagen Gol Trend verde.

VÍNCULOS

Lucía Maciel tenía dos hijos pequeños: una nena de 4 años y un nene de 10. Un tiempo antes del crimen se había separado de su pareja, con la que había vivido en el barrio Marquesado de Tortuguitas y se había mudado a la casa de su madre, en el barrio Pech de Tierras Altas.

Ella y Verón se conocían. Trabajaban para una empresa de Seguridad privada y él era el hermano de su expareja. Pero no solo eso, ambos mantenían una relación. "Ella lo quería dejar, por eso la mató", afirmaron desde un primer momento desde la familia de la mujer, que hoy recibió con alivio la dura condena.

Luis Melillo

Militantes del Frente de Mujeres del Movimiento Evita de Malvinas Argentinas acompañaron a los familiares de la víctima durante el juicio







www.tiempodetortuguitas.com.ar