57.0° F / 13.9° C

Periodico Quincenal | Tortuguitas | Malvinas Argentinas | Edición digital

 

 

Malvinas Argentinas ( 13/11/2017 )
"NO HAY CAMBIEMOS SIN LA UCR"
Después de 18 años, la UCR vuelve a tener representación en el Concejo Deliberante. Sandra Río asumirá en diciembre por la lista de Cambiemos.

Es uno de los datos destacados que dejaron las últimas elecciones: en Malvinas Argentinas, después de 18 años un representante de la UCR local accede a una banca en el Concejo Deliberante. La última había sido Lidia Gómez Morel, en la lista de la Alianza de 1999. La de ahora es la docente Sandra Río, que ocupaba el cuarto lugar en la lista de Cambiemos.

Río jugó la interna para la lista de Albi Czernikowski que enfrentó la de los Cariglino, e ingresó a la definitiva para las Generales por la minoría. Milita en el radicalismo desde el '95 junto a su esposo, Ricardo Ávalo, presidente de la UCR local. Fue integrante de la Juventud Radical y candidata a consejera escolar.

-¿Cómo vivís esta vuelta después de 18 años?

-Con mucha responsabilidad. El radicalismo esperó mucho tiempo para tener representación y uno tiene que estar a la altura de la circunstancias. Es un gran desafío.

Estoy dispuesta a dar todo de mí para representarlos dignamente y para llenar de orgullo a los radicales, sin perder de vista las banderas del radicalismo y de nuestro querido Raúl Alfonsín.

-Ustedes hicieron la interna contra los Cariglino. ¿Cómo es la relación ahora?

-Cuando se ensamblan las listas, después de las PASO, inmediatamente nos pusimos a trabajar juntos y siempre reinó el respeto por la identidad partidaria de cada uno. No fue difícil.

-¿Van a tener un bloque con estos concejales electos?

-Sí. Se está hablando de hacer un trabajo legislativo serio, prolífero y mancomunado.

-¿Y con el concejal actual, Néstor Marcote?

-No lo conozco mucho pero hemos tenido una relación aceptable en todo este tiempo. Después de la elección el PRO se apartó, se quedaron a un costado. Nosotros respetamos y comprendimos eso. La segunda parte de la campaña no trabajaron, no se los vio en la calle. Igual tengo la esperanza que pueda haber un bloque único porque sería trabajar en equipo.

-Qué perfil vas a darle a tu banca...

-Me interesa mucho lo que tenga que ver con infancia, mujer y educación. Son mis tres pilares, pero también me gusta mucho la cultura. En esos ámbitos estoy más que predispuesta pero también voy a afrontar todo el trabajo que necesite la comuna.

-¿Qué opinión tenés de la gestión municipal?

-Los vecinos se quejan del barrido y la limpieza, que es lo básico. Ven que se cayó un poco el nivel de los hospitales. Están contentos con las obras pero están sabiendo que fue con ayuda del gobierno provincial. Podría tener una mejor gestión Nardini, a lo mejor hay que ayudarlo y en eso estamos.

-El radicalismo en Malvinas viene de años de crisis y escasa participación, ¿esta instancia puede ayudar a una recuperación?

-Tengo la total determinación que a partir de esta participación exitosa podamos entusiasmar a los afiliados radicales y a personas que se sientan cercanas a acompañarnos en futuras elecciones.

-Cómo vas a manejar la relación con tu marido, que preside el comité distrital... ¿va a influir mucho en tu trabajo o son funciones que van por carriles separados?

-Obviamente, yo lo consulto mucho. Es el presidente de la UCR y un operador político dentro del Partido. Lo respeto mucho, como correligionarios nos entendemos muy bien pero el trabajo legislativo es competencia mía y el de presidente del comité es de él. Él sabrá respetar el mío y es algo que ya está conversado (sonrisas).

-¿Cómo ves el rol del radicalismo dentro de Cambiemos?

-Fundamental. No hay Cambiemos sin la UCR. Es un rol muy activo pero tiene que tener mayor participación, ser más consultado. Es lo que más marcamos, que el Pro y las otras fuerzas deberían escucharnos más.

-Sin embargo parece crecer dentro del partido el descontento... Ricardo Alfonsín o "el Changui" Cáceres últimamente...

-Ricardo Alfonsín lo expresó desde un primer momento. Lo que no puede negar son los resultados de la legislativa, que para el radicalismo bonaerense fue impresionante. Una estrategia exitosa que muestra que no fue un error integrar Cambiemos. Somos críticos pero entendemos que hay que trabajar en equipo para sacar la república adelante.

-¿No tenés miedo que esta coalición le reste identidad al radicalismo?

-No, porque no hemos relegado ni un paso hacia atrás. Seguimos trabajando en nuestro Partido con nuestras convenciones.

-Salvador qué les dijo...

-Conoce nuestro trabajo. Cómo se peleó la presidencia, cómo se armó la lista para pelearle a la de Cariglino y cómo se dieron los resultados. Él entendió que apostamos a Cambiemos y a seguir participando dentro.

-Nombraste con admiración a Raúl Alfonsín... hay material de archivo que lo muestra a él muy contrario a Macri y la derecha, ¿no te genera algún conflicto?

-No porque tiene que ver con el contexto histórico. Macri hizo un aprendizaje y hoy se muestra como un líder abierto que escucha a los gobernadores y los intendentes, de su espacio y de afuera de su espacio. Una persona que dialoga ha aprendido algo en el camino. No sé qué diría Raúl Alfonsín de él pero podría haber cambiado su visión, como lo hizo Lilita Carrió.

Luis Melillo

Río junto al vicegobernador radical Salvador

 











www.tiempodetortuguitas.com.ar