70.7° F / 21.5° C

Periodico Quincenal | Tortuguitas | Malvinas Argentinas | Edición digital

 

 

Elecciones 2017 ( 16/8/2017 )
LOS APUNTES QUE DEJARON LAS PASO EN MALVINAS
El cronograma electoral 2017 marcha inexorable. Pasaron las Primarias, dejando algunas cuestiones para destacar.

Una mesa de votación, en la Media 7 de Tortuguitas

El cronograma electoral 2017 marcha inexorable. Pasaron las PASO, y tras su paso (permítase el juego de palabras) quedaron algunas cuestiones para destacar.

-La elección de Nardini. El joven intendente pasó bien su primera pre elección intermedia. Su lista sacó casi un 41 % de los votos, porcentual que, según su equipo, podría aumentar con el recuento final. Le sacó casi 12 puntos a Cambiemos y 25 a 1PAÍS. No es poco, en el contexto de una elección en la que la alianza gubernamental traccionó votos en lugares impensados. Ganó en todas las localidades, incluso en Los Polvorines, considerado hasta el domingo bastión inexpugnable del cariglinismo.

-El reparto de concejales. Ver cuántos concejales metería cada fuerza si las PASO hubieran sido las Generales de octubre es una de las primeras cuentas que se hace con los resultados. Una primera aproximación daría 7 para Unidad Ciudadana, 3 para Cambiemos y 2 para 1PAÍS. El número no es definitivo, ya que aún falta escrutar unas 69 mesas, que representan unos 18 mil votos.

-La elección de Cambiemos. La coalición del gobierno tuvo que resolver su interna. Se dio la lógica: por 61 a 41 %, el exintendente Cariglino le ganó al macrista Albi Czernikowski. Entre ambos, sumaron un 27 %. Una incógnita que se abre es respecto al votante de Cambiemos que no le gusta Cariglino y la posibilidad de corte de la boleta en el orden distrital.

-La elección de Cariglino. Había una lógica expectativa por ver qué respuesta obtenía el exjefe comunal, en su primera compulsa tras ser derrotado. Como era de esperar, su otrora poderío se desvanece. Sus votos representan un 16% del total, una cantidad exigua que muestra su franco descenso. El exintendente experimenta crudamente lo que significa la pérdida del poder.

-La elección de 1PAÍS. El massismo obtuvo el 14.72 %, un número muy por debajo de las expectativas de los referentes locales, que en la previa vaticinaban una posición por encima de Cambiemos. El magro resultado abre la posibilidad de una fuga de votos en las generales.

-La elección del Frente de Izquierda. El Frente de Izquierda se quedó, por poco, con el cuarto lugar, sobre el randazzismo. Pero lejos de la posibilidad de acceder a una banca en el Concejo. No obstante, duplicó los votos de 2015.

-La elección de Cumplir. El randazzismo tuvo una pálida performance: con el 3,76 de los votos tuvo que resignarse al quinto lugar. Con estos números, peligra la posibilidad de reelección de Lucas Cáceres, uno de los concejales del Movimiento Evita.

-El clima de la votación. La jornada eleccionaria transcurrió en un clima por demás tranquilo. Salvo los lógicos cruces de toda votación, no hubo episodios de violencia. La cuestión refleja el cambio de época: en la gestión Cariglino, el clima tenso y agresivo de su aparato se palpaba desde el inicio al fin, con aprietes a las fuerzas opositoras. Con la llegada de Nardini el eje cambió. "Teníamos una orden muy clara del intendente: no contestar provocaciones y ante cualquier incidente dejar que intervengan las fuerzas de seguridad", le comentó a este cronista un responsable del área del equipo del intendente. El resultado se palpó en el clima apacible de las escuelas.

EPÍLOGO

Aunque sea una verdad de Perogrullo, hay que decirla: las PASO no determinan nada definitivo, solo ordenan algunas cuestiones. Son un muestreo importante, la mejor encuesta, dicen muchos. Pero de acá a octubre empieza otra historia ("La verdadera campaña empieza ahora", dijo el intendente Nardini en su discurso del domingo por la noche), cuyo epílogo final lo veremos en octubre.

Luis Melillo











www.tiempodetortuguitas.com.ar