77.5° F / 25.3° C

Periodico Quincenal | Tortuguitas | Malvinas Argentinas | Edición digital

 

 

Tortuguitas ( 22/8/2018 )
"LE SALVARON LA VIDA A MI HIJA"
La rápida intervención de policías y médicos fue fundamental para salvar a una nena que, jugando, había ingerido medicamentos. Su padre contó el episodio, que tuvo final feliz.

Los oficiales Gaude y Vargas llevaron a la nena hasta el Pediátrico

La rápida intervención de policías de la comisaría de Tortuguitas fue fundamental para salvar a una nena de dos años que, jugando, había ingerido medicamentos psiquiátricos de su abuela. La celeridad con que los agentes decidieron trasladar a la pequeña desde Tortuguitas al Hospital Pediátrico de Pablo Nogués y la acertada atención de los médicos fueron fundamentales para salvarle la vida.

"Fue un descuido de uno o dos minutos", cuenta Ian González, que estaba en su casa de Tortuguitas con sus dos hijas. "Fui al baño un instante y cuando salí me encontré un frasco con varias pastillas en el piso... supuse que alguna de mis hijas podía haberlas consumido y así fue".

Ian subió a su hija Francesca al auto y salió en busca de ayuda. Terminó en la comisaría. "Mi hija se dormía, apenas abría los ojos y no se podía mantener en pie... no había terminado de explicarles lo que había pasado que ya me estaban subiendo a una patrulla. Fuimos muy rápido, creo que no llegamos a tardar 10 minutos de Tortuguitas a Nogués".

Ya en el hospital de Trauma, los médicos se abocaron a atenderla de urgencia. "Hicieron un gran trabajo, con gran dedicación... le hicieron un lavado de estómago y pudieron extraer varias pastillas. Fue increíble, yo estaba ahí y vi todo".

Cuando la nena ya estaba fuera de peligro, los médicos hablaron con el papá. "Me dijeron que ellos habían hecho lo que tenían que hacer, pero que si hubiéramos tardado un poco más en llegar mi hija hubiera estado muerta".

Francesca estuvo un día internada en observación y después ya pudo irse a su casa. El susto había pasado. "Fue el peor día de mi vida, sentí mucho miedo", cuenta su papá, ya más tranquilo. "Yo reaccioné rápido, pero sin la ayuda de los policías que no dudaron, no hubiéramos llegado a tiempo, como me dijeron los médicos. Por eso volví a la comisaría a agradecerles... ellos y los médicos del Pediátrico le salvaron la vida a mi hija".

"Como la nena tenía signos vitales no lo dudamos, la subimos a la patrulla con el papá y junto a mi compañera los llevamos al Trauma", explicó Luis Gaude, el policía que guió el móvil en el trayecto hacia Nogués, junto a su compañera, la oficial Yanina Vargas. "La verdad que lo único que pensaba es en llegar lo antes posible... el tránsito es complicado pero por suerte pudimos hacer rápido", acotó el policía, que además es bombero voluntario en el cuartel de la localidad.

Policías y médicos, cada uno en sus respectivas funciones, conjugados para que el episodio haya podido tener un final feliz.







www.tiempodetortuguitas.com.ar