67.8° F / 19.9° C

Periodico Quincenal | Tortuguitas | Malvinas Argentinas | Edición digital

 

 

Malvinas Argentinas ( 28/6/2018 )
LA DESPENALIZACIÓN DEL ABORTO DIVIDIÓ AGUAS EN EL CONCEJO
El tratamiento de una declaración a favor de la media sanción del proyecto de ley atravesó los bloques del oficialismo y de Cambiemos. Hubo divisiones y alianzas impensadas.

El Concejo Deliberante se reunió este jueves para realizar una nueva sesión ordinaria. El sucinto orden del día hacía prever un encuentro light. Sin embargo, un expediente en torno al aborto terminó generando divisiones y coincidencias impensadas. Una miniatura de lo que ocurriera cuando el tema fue tratado en Diputados.

El expediente en cuestión fue un proyecto de declaración impulsado por el bloque Unidad Ciudadana para expresar el "beneplácito" del cuerpo respecto a la media sanción al proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo en la cámara baja nacional. También para apoyar la creación de una comisión bicameral de seguimiento de la normativa sobre salud reproductiva y educación sexual.

La concejal Jimena de Lara fue la encargada de pedir la aprobación de la declaración de parte del oficialismo. "Es la reivindicación a una lucha del movimiento de mujeres que lleva años", afirmó, a la vez que pidió el tratamiento sin dilaciones en el Senado.

En el mismo sentido se expresó la radical Sandra Río, de Cambiemos. La edil destacó "la transversalidad del tema en los distintos bloques" y adelantó su voto positivo.

Pero esta temprana coincidencia no se afianzó al avanzar el tratamiento.

Del bloque oficialista, Gustavo Nacimiento se pronunció contra la legalización del aborto y por tanto, justificó su voto negativo a la declaración. El edil agradeció a su bloque "el respeto por mi disidencia" y resumió su posición como "a favor de la prevención y por los niños por nacer".

En Cambiemos, las diferencias internas fueron más pronunciadas. El macrista Néstor Marcote se ubicó a favor de la despenalización del aborto pero aclaró que se abstendría en la votación. Fue, según argumentó, en sintonía con su habitual oposición a que se hagan declaraciones de este tipo en el cuerpo, más allá de la temática. De pasada, retó al bloque oficial al preguntar "cómo se va a sentir el intendente que ya se ha expresado en contra de la legalización...".

Le salieron al cruce Ariel Fernández (Movimiento Evita) y Ramiro Ferrau, presidente del bloque Unidad Ciudadana. "Celebro la disidencia constructiva", adujo el primero; mientras que Ferrau instó a "no politizar el tema" y sostuvo que "es bueno dar la discusión".

Dentro de Cambiemos hubo más diferencias: el bloque cariglinista se manifestó directamente en contra de la declaración, lo que los diferenció de plano respecto a Río y Marcote.

Otra grieta más fue cuando Marcote chicaneó pidiendo que la votación sea nominal. No logró el apoyo ni del oficialismo ni del massismo, pero tampoco de los otros cuatro concejales cambistas. Su moción tuvo un único apoyo: el de él mismo.

Por su parte, la bancada del Frente Renovador mostró cohesión: sus cuatro concejales votaron en contra. "Respetamos la opinión de todos pero no apoyamos porque estamos a favor de la vida", explicó su presidente, Mario Gualmes.

La votación fue ajustada. Apoyaron el expediente 13 ediles: 8 de Unidad Ciudadana, 2 del Movimiento Evita, dos del bloque Peronismo Independiente (aliado al oficialismo) y uno del radicalismo (Cambiemos); votaron en contra 10: 4 del FR, otros tanto de Cambiemos, y 2 del oficialismo, el mencionado Nacimiento y Claudio Gómez, de Compromiso Peronista. Una relación de fuerzas bastante parecida a lo de Diputados.

Luis Melillo







www.tiempodetortuguitas.com.ar