66° F / 18.9° C

Periodico Quincenal | Tortuguitas | Malvinas Argentinas | Edición digital

 

 

Iglesia ( 23/4/2018 )
FENOY FUE DESIGNADO ARZOBISPO DE SANTA FE
En unos días dejará la diócesis de San Miguel, de la cual es obispo desde 2006. El Papa lo envió a su provincia de origen y aun no se confirmó su reemplazante.

Sergio Alfredo Fenoy, obispo de San Miguel (foto Facebook)

El Papa Francisco promovió a arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz a Monseñor Sergio Alfredo Fenoy, hasta el momento obispo de San Miguel. Fenoy sucederá a Monseñor José María Arancedo, a quien el Papa le aceptó la renuncia que había presentado en 2015, al cumplir 75 años.

Fenoy -nacido en Rosario hace 59 años- había sido designado al frente de la Diócesis de San Miguel en 2006, convirtiéndose en el quinto obispo de la diócesis. Antes fue obispo auxiliar de Rosario.

En la Conferencia Episcopal Argentina es miembro de la Comisión Permanente como delegado de la Región Pastoral Buenos Aires, miembro de la comisión de Fe y Cultura, miembro de la comisión para la Universidad Católica Argentina y del Consejo de Asuntos Jurídicos.

La diócesis de San Miguel abarca  los partidos de San Miguel, Malvinas Argentinas y José C. Paz, y parte del partido de Pilar. Cubre una superficie de 206 kilómetros cuadrados.

Fenoy es su quinto obispo. Antes estuvieron los sacerdotes Horacio Bózzoli,  (1978-1983), José Manuel Lorenzo (1984-1994), Abelardo Francisco Silva (1994-2000), y José Luis Mollaghan (2000-2005).

Por el momento no se conoce quien será su sucesor.

DESPEDIDA

En una carta que publicó en las redes sociales, Fenoy se despidió de los fieles y sacerdotes de la diócesis. "En este momento, tan particular para mí, deseo hacerme presente con este saludo, con el que quiero expresarles todo mi cariño a cada uno de ustedes, con quienes he compartido estos años en la diócesis de San Miguel, en especial a todos mis hermanos sacerdotes, que han colaborado en mi ministerio con mucha generosidad y han sabido tenerme paciencia, disculpando aquellas cosas que no salieron tan bien", expresó en un pasaje.

"Les ruego me encomienden a Nuestra Señora de Guadalupe y a San José, patronos de mi nueva Arquidiócesis, para que se renueven en mí el entusiasmo por el Evangelio y la pasión por el Pueblo de Dios. Los abrazo con sincero agradecimiento y cariño, y le pido a Dios que los cuide con mucho amor", concluye el texto.

 







www.tiempodetortuguitas.com.ar