61.7° F / 16.5° C

Periodico Quincenal | Tortuguitas | Malvinas Argentinas | Edición digital

 

 

Malvinas Argentinas ( 22/9/2018 )
EL HOMBRE MUERTO A GOLPES EN BOULOGNE ERA DE TORTUGUITAS
Se llamaba Ubaldo Gorostiaga y tenía 39 años. Su familia desmintió que estuviese en situación de calle. Vivía con su madre y un hermano en el barrio El Callao. Buscan testigos de la golpiza.

Imagen de la golpiza captada por una cámara de seguridad

El hombre muerto a golpes de puño y abandonado después sobre las vías del Belgrano, el jueves, en la estación Boulogne, no era un indigente ni estaba en situación de calle, como fuentes de la investigación dejaron trascender en las primeras horas del hecho.

Se llamaba Ubaldo Gorostiaga, tenía 39 años y vivía junto a su madre y un hermano en una casa del barrio El Callao, en el límite con el Parque Industrial de Tortuguitas. Su familia desmintió que se encontrara en situación de calle.

Ubaldo, al que en el barrio todos llamaban Enzo, había ido a pescar con un amigo. No se sabe bien por qué, decidió volver antes, solo. Habría tomado un tren que lo dejó en Boulogne y ahí se quedó esperando que pase la primera formación de la madrugada.

Tampoco se conocen, hasta el momento, las circunstancias por las cuales una patota lo abordó y lo golpeó. En las imágenes de las cámaras de seguridad se ve especialmente a dos personas pegarle con saña. Lo mataron a golpes y luego colocaron su cuerpo sobre las vías. Se estima que la intención era que la muerte pasase por un accidente en las vías.

Pero unos operarios de Ferrovías lo encontraron y dieron la señal de alerta.

Las cámaras de seguridad de la estación captaron con nitidez la violenta secuencia. Eso permitió identificar al único de los detenidos hasta el momento. Es un hombre de 28 años llamado Leonardo Zapata, que la mañana del hecho merodeaba la estación, con la misma ropa en la que aparece en la filmación. Creen que volvió al lugar a ver si el tren había atropellado el cuerpo.

La Fiscalía descentralizada de Boulogne, a cargo del fiscal Facundo Osores Soler, busca a las otras personas que formaban la patota.

Los restos de Ubaldo fueron velados ayer en Grand Bourg. La familia quiere que el caso se difunda. Buscan que se presenten testigos, personas que puedan aportar algún dato sobre la muerte.

"Él no se merecía morir así, era una buena persona, no tenía maldad... él no hubiese sido capaz de hacerle a otro lo que le hicieron a él", expresó su hermana, María. "No dejaremos de luchar para que se haga justicia y para que nuestro hermano descanse en paz".

El principal sospechoso, al momento de su detención







www.tiempodetortuguitas.com.ar