Periodico Quincenal | Tortuguitas | Malvinas Argentinas | Edición digital

 

 

Malvinas Argentinas ( 16/4/2019 )
PIDEN SUSPENDER A FISCAL GENERAL, IMPUTADO POR SECUESTRO DE MILITANTE EN GRAND BOURG
Es Fabián Fernández Garello, de Mar del Plata. Durante la dictadura era agente de Inteligencia policial en San Martín. Le adjudican tres hechos de lesa humanidad.

Imputado. Fernández Garello era agente de inteligencia de la Policía Bonaerense

Un día después de que la justicia federal de San Martín dicte el procesamiento del fiscal general de Mar del Plata, Fabián Fernández Garello, por su participación en crímenes de lesa humanidad, la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) reclamó la suspensión urgente de su cargo y renovó el pedido de juicio político.

La CPM -que preside el Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel- presentó nuevas pruebas del archivo de la Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires (DIPPBA) que lo vinculan con crímenes cometidos durante la última dictadura militar, cuando el actual fiscal general se desempeñaba como agente de la delegación San Martín de la Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires (DIPPBA).

El funcionario judicial fue procesado por la Justicia Federal de San Martín por la privación ilegal de la libertad y apremios ilegales de tres militantes del Partido Comunista en 1981 y 1982.

Uno de los casos que se le imputa es el secuestro de José Rolando Seitor, detenido la madrugada del 24 de julio de 1981 en una casa de Luis Vernet 2974 de Grand Bourg por efectivos de la Brigada de Investigaciones III de San Martín.

Según la reconstrucción del caso, a Seitor le vendaron los ojos y lo subieron a un auto. Cuando le quitaron la venda estaba en la sede de la Brigada de Investigaciones III de San Martín. Allí quedó alojado en  un calabozo en el que había otros detenidos, entre ellos dos compañeros de militancia, Jorge Oscar Bulacios y Ernesto Ramón Duarte. A este último lo secuestraron de una casa de la calle Carlos Gardel al 1900, en San Miguel. Seitor recuperó la libertad el 28 de julio de ese año.

Respecto a Fernández Garello, la titular del Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional 2 de San Martín, Alicia Vence, le dictó el procesamiento al considerar que fue "partícipe necesario penalmente responsable de la comisión de los delitos de privación ilegal de la libertad cometida por un funcionario público; e imposición de tormentos inflingidos por un funcionario público, agravado dado que se trataba de perseguidos políticos, en tres hechos, todos los cuales concurren realmente entre sí".

Entre 1978 y 1981, la delegación San Martín de la DIPPBA coordinó y ejecutó acciones de espionaje e infiltración sobre exiliados. Estas tareas de inteligencia fueron reconocidas por el propio fiscal Fernández Garello ante la justicia, aunque en sus se refirió a estas actividades como un "simple censo". Luego de estas tareas, varios de ellos fueron secuestrados.

"Como muestra para entender la dimensión operativa de estas acciones de inteligencia, la delegación San Martín de la DIPPBA trabajaba para Campo de Mayo, área militar 490; a ellos les reportaba Fernández Garello: no estaba operando en los márgenes, no podía desconocer el sistema represivo para el cual producía información de inteligencia ni la magnitud de los crímenes cometidos en esa región y en ese centro clandestino de detención", remarcó la directora general de la CPM, Sandra Raggio. Y agregó: "Era imposible, por los informes encontrados en el archivo de la DIPPBA, que él no supiera lo que estaba informando. Para nosotros, no hay duda de que Fernández Garello es responsable de los delitos de lesa humanidad y que no puede seguir siendo parte de las instituciones democráticas".









www.tiempodetortuguitas.com.ar