Periodico Quincenal | Tortuguitas | Malvinas Argentinas | Edición digital

 

 

Malvinas Argentinas ( 13/1/2019 )
DETUVIERON A LOS PATOVICAS DE SUTTON LA QUINTA
Es el boliche donde el domingo pasado agredieron a un joven. La detención no es por las lesiones sino por el robo del celular que denunció la víctima.

Captura del video que muestra la agresión

La Policía de Los Polvorines detuvo hoy a tres empleados de seguridad del boliche Sutton La Quinta -en Ruta 8 al 4004 de dicha localidad- donde el domingo pasado fue agredido un joven que salía de bailar.

Pero las detenciones no se hicieron por las agresiones, sino por el robo de su celular denunciado por la víctima. La causa que investiga ese hecho fue caratulado como "robo calificado por ser en poblado y en banda" por la UFI 21 de Malvinas Argentinas, que dispuso los allanamientos de hoy en búsqueda de los sospechosos, avalados por el Juzgado de garantías 6 de San Martín.

Los procedimientos se hicieron en los domicilios de los patovicas: dos viven en Malvinas Argentinas y el restante en Moreno. Las edades son de 19, 30 y 36 años.

El mayor es el que hizo la una toma que desmayó momentáneamente a la víctima, durante el hecho. Por ese episodio hay una causa paralela por lesiones que lo tiene como imputado, por la que ya había sido notificado. Ahora se le suma la causa por robo, junto a sus dos colegas.

Mañana declararán en la fiscalía interviniente.

LOS HECHOS

La agresión y el robo se registraron a primera hora del pasado domingo 6 de enero cuando Cristhian Esquivel -según él mismo relató- se disponía a salir del boliche y sufrió el apriete de uno de los patovicas. Al exigir la identificación del agresor solo logró enardecer al resto del equipo de seguridad del establecimiento que cargó contra él.

Un video que muestra el accionar violento de los patovicas se viralizó durante el día en las redes sociales y muestra como uno de los sujetos aplica una toma en el cuello de Esquivel, logrando su desvanecimiento momentáneo. El joven fue hospitalizado en el Trauma y luego dado de alta. Las secuelas de la golpiza se podían ver en las fotos que él mismo subió a su cuenta de Facebook.

Esquivel aseguró que, además de ser golpeado y amenazado de muerte, sufrió el robo de su celular.

Desde el boliche emitieron un comunicado en el que explicaron que "hemos decidido marginar a las personas involucradas que pudimos identificar para, en el futuro, erradicar este tipo de inaceptables conductas" y que "nos hemos puesto a disposición de la víctima y de la justicia para colaborar en todo lo que pudiera ser necesario".

Mientras que el municipio de Malvinas Argentinas procedió a clausurar ese mismo lunes el boliche. Según informaron, el local se encontraba clausurado desde antes del violento episodio, aunque no trascendieron los motivos. "Los dueños desacataron la medida, violaron las fajas y abrieron el local cuando debió haber permanecido cerrado", informó una fuente del municipio.









www.tiempodetortuguitas.com.ar