El ciclo de Macri está terminado", afirma, y espera en el distrito "una victoria para terminar con la política vieja y violenta".

" /> Tiempo de Tortuguitas

77.2° F / 25.1° C

Periodico Quincenal | Tortuguitas | Malvinas Argentinas | Edición digital

 

 

Verano político ( 14/1/2018 )
"CARIGLINO ES COMO UN BOXEADOR QUE YA NO PUEDE LEVANTAR LA GUARDIA"
Ariel Fernández es concejal y referente del Movimiento Evita en Malvinas. "El ciclo de Macri está terminado", afirma, y espera en el distrito "una victoria para terminar con la política vieja y violenta".

Ariel Fernández, en su banca de concejal

Ariel Fernández (38) es concejal y responsable político del Movimiento Evita en Malvinas Argentinas. Su voz se destaca en el legislativo local, donde suele protagonizar jugosos contrapuntos con la oposición. Es enero, pero está a pleno con sus actividades.

-¿Te tomás vacaciones?

-No... es un año muy importante y quiero estar acá, al pie del cañón, para los compañeros y para lo que se venga.

-Arrancó 2019... ¿cómo ves la situación del país?

-Muy mal. El ciclo de Macri en lo político está terminado. La profundización del saqueo ya está decidido a partir del ajuste con el FMI. La gente no le alcanza para comer, elige comer o pagar servicios. En los barrios la situación está cada vez peor, los pobres son cada vez más pobres... pero ahora se suman los comerciantes y las pymes. La situación gravísima y si no hay un estallido es porque tenemos conciencia que los muertos los ponen siempre los mismos sectores. Frente a esto veo que la oposición no logra construir una opción para enfrentar al gobierno.

-Hablando de opciones, el Evita eligió estar con Felipe Solá...

-Solá tiene un discurso de unidad con todos para enfrentar las PASO. El que no entiende esto no entiende nada...

-¿Con Cristina?

-Con todos. Como dijo una vez un compañero, en situaciones como esta, los sapos son ranas a las finas hierbas. A mí me gustaría que la clase política se renueve, como digo siempre, me gustaría llenar de negros y negras el Estado. Llegará en su momento, pero hoy en día tenemos una urgencia que es ganar.

-Macri va a dejar una situación complicada...

-Complicadísima. La alianza que gobierne tendrá que entender que el país cambió y que no se trata de nombres sino de cómo se representan las demandas de la sociedad. Hay que profundizar los cambios que sean necesarios, sin tener miedo de avanzar. Tenemos una constitución que viene del '94, año de apogeo del neoliberalismo y el fin de las ideologías. Hay que discutir una reforma, lo mismo que la Justicia, se tiene que democratizar.

-El kirchnerismo lo intentó y parece estar pagándolo...

-Cristina hizo un gran gobierno y lo extrañamos. También abrió muchos frentes, entre ellos el de la Justicia, que fue muy complejo. Nos faltó empujar entre todos y quedó como un intento tímido. Fallamos todos en eso.

-¿Lo de Randazzo fue un error?

-En muchos aspectos fue un error. Se intentó construir una opción pero el límite fue hacerlo con un candidato prestado. Nos sirvió para demostrar lo que se representaba electoralmente. Yo sueño que en unos años tengamos un candidato propio, que salga de los movimientos. Un Leo Grosso, un Juan Grabois.

-¿El Evita local tiene una grieta?

-Hay dos sectores, esa es la verdad. Uno en Sourdeaux y nuestro sector con representación en las demás localidades. Creo que tenemos que ir a la unidad, más allá de los nombres o la discusión por la renovación de una banca. Acá lo importante es ganar.

-¿Con Nardini cómo te llevás?

-Muy bien. Tenemos la misma edad y hay mucho respeto. No soy de la estructura pero nos aceptamos como somos. Nosotros somos jodidos y nos acepta como somos... (risas) En lo personal lo admiro por sus cualidades políticas, pero más que nada por su humildad, que es algo que a veces no tomamos en cuenta en la política y deberíamos hacerlo.

-¿Y con Vivona?

-También. Luis es un dirigente de los más importantes a nivel regional y provincial, tiene una construcción enorme y gran capacidad política. Podemos tener diferencias, pero son más las cosas que nos complementan. La inteligencia política está en buscar lo que nos complementa.

-En año electoral se va a complicar el Concejo...

-Va a ser difícil porque van a ensuciar la cancha desde el cariglinismo. Pero en el Concejo fueron una decepción. No tienen línea política y chocan con una realidad que es el lugar desde donde hablan... defender la gestión de Cariglino es muy difícil. La diferencia de altura moral y ética es abismal. No les veo fuerza política, es un bloque bastante patético.

-Los choques más coloridos los tuviste con el macrista Marcote...

-Él es el único que se anima a defender al gobierno. El cariglinismo usa a Cambiemos como antes usó al duhaldismo, al kirchnerismo o al massismo. Son oportunistas. Pero Marcote es PRO puro... defiende posiciones difíciles de entender. Pese a esto, tuvo actitudes destacables como votar el presupuesto y apoyarlo, mientras los de Cariglino votaron en contra sin siquiera fundamentarlo. Más allá de las diferencias, prefiero discutir con alguien que fundamenta sus opiniones que hacerlo con gente que no dice nada.

-Tu mandato termina en 2019, ¿vas por la reelección?

-Más allá de lo que se decida, yo no puedo discutir mi reelección... lo que hay que discutir es como ganamos. En Nación, en Provincia y acá en Malvinas, para dar por terminada a una expresión política vieja y violenta. La pelea es ganar, que Leo reelija, ganar por un margen amplísimo para que tenga un Concejo tranquilo. Eso es lo importante, más allá de los nombres.

-¿A Nardini le conviene competir con alguien como Cariglino?

-Es el mejor de los peores... (risas). ¿qué te puede ofrecer? Comprarás 20 años de gestión con los 3 de Leo y no hay comparación: hidráulica, asfaltos, hidráulica, urbanización, regularización dominial, habilitaciones, políticas para la mujer... se hizo un montón en tres años. Y se cambiaron las formas. Cariglino es como un viejo boxeador que ya no puede levantar la guardia, que le entran todos los golpes. Va a morir en la suya, no va a cambiar.

-En Tortuguitas hubo un ruidazo importante contra el tarifazo estos días...

-Me sorprendió gratamente. Ver al comerciante junto a sectores políticos o de movimientos sociales, luchando por lo mismo significa que algo está pasando. La indignación se debe transformar en opción política.

-Vos te definís como peronista...

-Soy peronista porque no entiendo otra estrategia de poder para el pueblo que no sea esa. Y es tan abierto que estamos todos. El peronismo no es una sola cosa... es un kilombo y por eso es tan grande como es.

-Sos consciente que a los cronistas del Concejo nos complica la vida tu manera de hablar tan rápida...

-(Risas) Sí, me lo dicen los taquígrafos también, y mis asistentes y mi pareja. Tengo que cambiar, pero me cuesta porque estoy muy acostumbrado a hablar así.

Luis Melillo

INIMPUTABILIDAD, FAKE NEWS, GÉNERO Y ABORTO

-El gobierno avanza con la baja de edad de la inimputabilidad... ¿le interesa realmente o es una pantalla para que no se hablen otros temas?

-Al gobierno le interesa lo que le dicen las encuestas y los focus groups, que tienen que poner como tema de agenda para no discutir la profunda crisis económica y estructural de la Argentina. Lo grave es que el tema le cae bien a gran parte de la sociedad y por eso lo ponen en agenda... a la gente le preocupa más la inimputabilidad que si en 2020 vamos a estar en default o que en la Argentina haya familias con tres generaciones que no tienen trabajo, con pobreza, marginalidad y violencia. Si hay demagogia punitivista es porque a alguien le gusta le gusta.

-¿Te preocupa el tema de las fake news en la política?

-Es preocupante porque se construyen verdades falsas. Walsh decía que la verdad se milita, pero en esta época es dificilísimo. Le pasó a Vivona hace poco, o a mí mismo, inventando que había estado en un piquete cuando estaba en Ushuaia. Tiene que ver con un momento en el que los lazos sociales están muy rotos y se construyen lazos ficticios. Hay que salir de la pecera de las redes.

-¿Cómo te llevás con la lucha de las mujeres?

-Bien, haciendo mucha autocrítica. De golpe te das cuenta que fuiste machista y tenés que reflexionar aunque nos ponga incómodos... el varón que no esté incómodo es porque no entiende. Hay que acompañar desde nuestro lugar porque esta revolución vino para quedarse y para dar vuelta todo.

-El debate por el aborto también dividió aguas en el Concejo local...

-Estoy en contra del aborto clandestino. Es muy sano que la discusión sea trasversal, que atraviese todo y que haya opiniones diferentes. Este tema es una deuda enorme y ojalá que sea ley la despenalización, y que en el camino no se pierda la educación sexual integral que es una herramienta fundamental para la educación de los pibes y pibas.

 









www.tiempodetortuguitas.com.ar